La solidaria experiencia literaria — El blog de Fabio

La vida del bloguero es de navegante por las amplias aguas del océano de la red. La vida del escritor es de apóstol de las letras. Sí, más o menos, como el médico en un barrio carenciado, o la monjita en zona de guerra. Claro que escribir es, digamos, más confortable que caminar por lugares […]

a través de La solidaria experiencia literaria — El blog de Fabio

 

Anuncios

Jueves de café

#JuevesDeCafé
“Recuerdos,
momentos,
una vida
construir
contigo.
Pensamientos
acompañados
de una taza
de café.”

Belita

6f47da576d9edc7a8aad51b888fc1753

Julia

Julia es una niña risueña
De cabello rizado,
Encantadora, pequeña
piel morena
un tanto rolliza, trigueña.

Desde la noche anterior
Muy emocionada
Ha preparado con sumo cuidado
Su mochila de cuadernos
¡Cuánto ama ese olor a nuevo!

Va imaginando lo que aprenderá
Cuántos amigos nuevos tendrá
¿Y la maestra?
¿Será tan bonita como mamá?
Piensa que no puede
Haber mayor felicidad

Antes de salir se despide
de su amigo el árbol,
plantado hace más de
cuarenta años en el patio.
El agita sus ramas con gracia
mientras ella emprende la marcha.

Entra sonriente al aula
pero su alegría se va desvaneciendo.
Cuchicheos y risitas.
Miradas llenas de malicia.
Profundo desprecio en las caritas,
que la van entristeciendo.

¿Qué hace esa mestiza aquí?
¿Vieron su cabello?
La peluca de un payaso es
¡No hay nada más feo!
Risotadas resuenan en su alma
Siente ganas de llorar.

El día transcurre con lentitud
ella intenta mantener la actitud,
regresa a casa, triste, cabizbaja.
Dulces enredados en su cabello
sus lápices rotos, como su corazón.

En el alma profundas heridas
heridas llamadas palabras
palabras hirientes
que la hacen sentir diferente.
Corre al árbol que la abraza
nada mejor que llorar,
en el pecho de un amigo
para desahogar el alma.

-Que el dolor no te carcoma,
Que la burla no te mengüe.
Anda mi niña – dice el árbol sonriente.
Tú no eres lo que dicen.
Tú eres lo que crees.
Duerme en mi regazo
como un tronco sé fuerte
tus raíces te sostienen,
mientras con mis ramas
te abrazo, tú
resiste el rechazo.

Belita

acoso-escolar-ninas