14 de febrero

El crudo invierno aún congela
sus pequeñas manos mientras espera,
como cada tarde del mes de febrero,
camino al río, junto al sendero.

A cada instante su corazón se acelera,
él es un sueño de primavera
él es el beso que sus labios sueñan.

Lo ve pasar, no viene solo
más como él, del mismo modo,
trae uniforme para la guerra
un grito ahogado su alma encierra.

Corre a buscar al sacerdote,
el de los “enamorados”
podrá ayudarlos
para casarse.

No, no – le dicen. ¡Lo han matado!
fecha marcada en el calendario
febrero 14, ha terminado.

Belita

cwqah7uxgaa-5e2