Tweet LXXXIV

Me pregunto si piensas en mi
en algún momento del día,
si te hago falta, si me necesitas.
Si te estremeces al creer
que me ves por un instante.
Si cuando te distraes,
y tu mirada se pierde,
soy yo en tu mente.
Si extrañas mis palabras,
mi risa, mi locura,
por un segundo tan sólo.
Me pregunto si habrá lugar
para mi en tu corazón,
una esquina, un rincón.
Si tu piel se eriza
cuando paso fugazmente
por tus ojos,
si tiemblas al ver mi nombre
refugiado en algún libro.
Me pregunto si sientes igual que yo,
este amor desesperado, urgido,
que agoniza impotente.
Castigado por la maldita distancia,
el tiempo o circunstancias.
Me pregunto si es posible,
de cualquier manera
que tú me lo dijeras.
Que te apiadaras,
que deshicieras la tristeza
que aprieta el alma,
que se rompe en lágrimas.
Lágrimas que no cesan.
Me pregunto si quisieras
terminar esta condena
de la cual soy inocente,
no hay más delito,
no hay más pecado que este:
el quererte hasta perderme.

Belita

b5d277a59f8e5390355cc641d238103d.jpg

Anuncios

18 pensamientos en “Tweet LXXXIV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s