NOCHE SIN LUNA

El micro relato con el que participé en el concurso de Paula De Grei para ganar un ejemplar del libro de Lidia Castro.

Gracias queridas, un abrazo y un beso!

NOCHE SIN LUNA

Siempre llegaba a casa de su madre antes de las seis, pero ese día se entretuvo más de lo debido y eran las nueve de la noche cuando llegó al último poste del alumbrado. Todo lucía normal. Los ladridos de los chuchos, el croar de las ranas, y el ruido de los grillos. Mario siempre leía historias de terror, por eso con miedo jaló aire y se encaminó por la vereda para llegar a casa. La noche estaba oscura, sin luna. Trató de apresurar el paso pero tropezaba, así que continuó despacio, su oído comenzó a percibir ruiditos entre el monte. Los ruidos se oían cada vez más cerca, y más. En ese momento se encomendaba a todos los santos, (que parecían no escuchar en ese momento) rezaba por llegar a casa lo más pronto posible. De pronto en la semioscuridad distinguió un pequeño bulto. Se le heló la sangre. Comenzó a gritar tan desesperadamente, con tal angustia que el vecindario entero salió en su ayuda, vecinos corrieron hasta él, también la mamá llegó en camisón y con un pedazo de leño en mano.

Lo único que encontraron fue a un hombre de rodillas, gritando y llorando angustiosamente.

– Hasta donde te llevaron tus devaneos– replicó mamá.

39fc6b858685546d52e7aa887bbc20dc

Anuncios

2 pensamientos en “NOCHE SIN LUNA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s