#ViernesDeParís

Aún nos debemos momentos,
esos que nos robó el tiempo,
los que la distancia devoró
dejándonos hambrientos.
Aún nos debemos palabras,
esas que quedaron atragantadas
entre el corazón y el alma.
Aún nos faltan besos,
esos que se llevó el viento
y quedaron vagando
en el firmamento…

Bela

22093757_10154734845577714_680787982_n.jpg

500 gracias!!

Quiero agradecer a quienes me hacen el favor de seguir este blog. Lo empecé hace poco más de un año sin conocer a nadie. Aquí he encontrado grandes escritores y maravillosos amigos que han demostrado que no existen las fronteras para hacer sentir el corazón. Gracias por su amistad, gracias por hacerme sentir en familia, gracias por leerme cada día. Desde mi pequeñita Guatemala les envío un abrazo. 

Bela

500,..png

Tweet CXCI

A un alma de cristal
vagabunda y solitaria
un día la tocó un mortal.
Estaba tan necesitada
de una palabra, de amar
que volvió a vibrar.
El la encontró llena de heridas,
de rajaduras y quebradiza,
años de dolor y abandono
que sembró el desamor y el odio.
Y aunque dormida parecía
inmóvil como piedra
al roce de su beso
vibró de nuevo.
Su despertar fue primoroso
¡oh alma! volvió a sentir
volvió a la vida, volvió a reír.
El sonar de su alegría
sus heridas invadía
ya no dolían, ni se sentían
porque la paz que él le daba
la embargaba, 
y era tanta que olvidaba
el pasado
y pensaba
¿Dónde estabas?
Ahora no te vayas nunca más.
Pero él se fue
y el alma en pedazos
comenzó a caer
se desmoronaba
se derrumbaba.
Después del gran evento
solo ruinas se miraban.
Nada quedó del alma.
Y al correr del tiempo
nuevamente se levanta
se reconstruye
y ¡ay de aquel que ose
penetrarla!
Nunca más caerán sus muros,
nunca más la tocarán,
se mantendrá firme
no será más de cristal,
nadie más la hará vibrar
para volverla a destrozar.

Bela

21245450_10154665851212714_1003867519_n.jpg

Tweet CXC

¿Y quién pudiera llenar de besos el viento?
¿Llenar de caricias la lluvia y de te quieros el cielo?
Porque cuando el viento soplara fuerte
te estaría besando apasionadamente,
y en el aguacero serían mis manos
acariciando tu pelo,
y por las noches
al ver al cielo 
cada estrella diría te quiero mi amor.

Bela

8aeeb18d528526e45325db2728848880.jpg