#Máscara

 

Nadie vio
que detrás de mi sonrisa
estaba la desdicha,
y era mi alegría
una máscara de día
un disfraz, una mentira.
Y volvía cada día
a pintar de colores
esta vida,
tan gris, tan sombría
y sonreía…
Pero por las noches
la máscara caía,
en la soledad
tan oscura y fría,
las lágrimas brotaban
como agua despeñada
haciendo una corriente
embravecida.
¡Pobre alma mía!
Mañana otro día
a ponerme la máscara
Y fingir alegría.

Bela

E2837EE7-B513-4ACD-BD0F-1797FB756312.jpeg

Anuncios