Destacado

Despedida

Mis queridos amigos, una vez más he sido nominada por esos dos caballeros de las letras cuya intensidad traspasa el universo. Gracias por acordarse de esta chapinita mis queridos Thor y O.

Nunca escribo de mi misma porque soy muy reservada, pero gracias a estas dinámicas me he abierto un poco.  Esta parte de mi vida es dolorosa, pero creo que debo escribirla de una vez por todas porque la llevo cargando desde hace muchos años. Gracias por leer y comprender.

El once de febrero que en ese año cayó un día jueves, me sentí mal todo el día. Con terribles dolores en las piernas seguí haciendo las labores que me correspondían como ama de casa a cargo de 3 chiquillos.  A eso de las tres de la tarde el dolor se había centrado en mi bajo vientre y fue cuando el terror se apoderó de mí pues tenía cuatro meses de embarazo.

Tuve que recostarme porque no pude más, los dolores eran insoportables. Empecé a sudar y a llorar. Trataba de tranquilizar a mis hijos diciéndoles que algo que comí me habría hecho mal, que se me pasaría.

A las seis de la tarde llegó el padre de mis hijos, y al verme me dijo que iríamos al doctor de inmediato. Le dije que estaba bien pero que antes tenía que ir al baño. Había parido tres hijos ya pero les diré que este dolor no tiene comparación. Como pude entré al baño y cerré la puerta. Al sentarme en el baño un chorro de sangre bajó y el dolor se acrecentó.

Sentí que algo se desprendió dentro de mí, sabía que era él, mi niño. No podía permitir que cayera dentro del inodoro así que metí la mano entre mis piernas y lo recibí.

Temblaba de pies a cabeza con su cuerpecito entre mis manos ensangrentadas, me paré y la hemorragia fue imparable. Gritaba no, no, mi niño no. Era un varoncito.

Quité el seguro de la puerta y entró el padre de mis hijos, mi madre y mi padre. Me lo quitaron de las manos, me limpiaron y me llevaron al hospital.

Mi hermana se había llevado a mis hijos para que no vieran nada, después de eso no recuerdo hasta que salí del quirófano luego del legrado. Esa fue la noche más desgraciada de mi vida, al lado de mi habitación estaba internado un niño que lloró toda la maldita noche, yo lloré con él.

Caí en una depresión terrible, que solo Dios pudo sacarme de ahí. Aprendí que Dios sabe porqué suceden las cosas, pero siempre por terribles que sean son para bien o para hacernos más fuertes o para ayudar a otros en el mismo caso.

Anuncios
Destacado

TAG ¿Cuál fue la última vez que…?

Dos hombres maravillosos y encantadores cuyas letras son para derretirse cada vez que los lees ( se los recomiendo, en sus nombres están los enlaces a sus blogs), me han nominado para esta linda dinámica. Como verán soy un tanto aburrida pero que le voy hacer, así soy!

Gracias Thor y gracias O

TAG: ¿CUÁL FUE LA ÚLTIMA VEZ QUE…
1- …reíste a carcajadas como un niño(a)?
Hace mucho tiempo que no río a carcajadas…

2- …abrazaste a alguien?
A mi pequeña Lara, cada noche al regresar del trabajo.

3- …te bañaste en el mar?
Pues fue el siglo pasado, jaja porque mi madre me llevó cuando tenía 2 años creo

4- …saliste con tu mejor amigo(a)?salir?
Mi mejor amiga se mudó de la ciudad hace muchos años, y casi no la veo. Creo que la última vez que salimos fue el año pasado en mi cumpleaños.

5- …comiste un chocolate o dulce?
Ahora en las fiestas me comí algunos chocolates porque me encantan.

6- …leíste un libro de papel, no digital?
Mi hija me regaló el libro Antes de ti de Jojo Moyes hace algunos meses.

7- …dedicaste tiempo para hablar y compartir con tus padres.
Todos los días llamo a mi madre por teléfono.

8- …jugaste con un niño, puede ser tu hijo, sobrino, nieto, amiguita, hijo de un amigo…?
Con mi Lara preciosa, cada vez que puedo.

9- …hiciste una manualidad?
Las manualidades no es lo mío, pero resulta que para celebrar la primera navidad de Lara, hice una corona de bombitas, me quedó muy mona.

10- …escuchaste tu música favorita?
Hoy en el trabajo, en un ratito libre escucho no solo mis canciones favoritas, sino las que generosamente mi querido Thor me deja en los comentarios.

11- …bailaste ?
Nunca he bailado muchachos, ¿quién me saca a bailar, aunque le de un pisotón?

12- …viste una puesta de sol?
Vivo en el centro de la ciudad, rodeada de edificios y casas, es tan difícil ver una puesta de sol…

13- …viajaste
Les dije que era aburrida, no he viajado…

14- …cenaste en familia?
Casi todas las noches tratamos de juntarnos todos.

15- …te regalaste algo que te gusta

¿Saben que me regalo todos los días? El poder leerles. Hago un esfuerzo por tomarme un tiempo para dedicarme a leer sus blogs, no siempre puedo por el trabajo, la casa y todo lo demás. Pero lo que ustedes escriben es un regalo que le doy a mi alma cada día.

Muchas gracias

Destacado

Vídeo poema “Disipando las sombras”

Este poema es una colaboración entre dos poetas de dos países Guatemala y España. Unidos por las letras deciden crear un poema en conjunto en los que ambos han escrito y recitado una parte.
Los poetas son Bela Sánchez y Antonio Caro.

Muchas gracias a mi querido Antonio Caro por permitirme escribir junto a él estos maravillosos versos, y por motivarme a grabar el audio (¡nunca lo había hecho!) Espero les guste tanto como a nosotros. Un beso.

Destacado

Vídeo Poema de Bela Sánchez

Este es un poema que escribí para La Poesía No Muerde inspirado en la imagen del escritor Antonio Caro Escobar, el amablemente le ha puesto voz y el resultado es maravilloso. Muchas gracias Antonio.

Velehay

Este poema lo escribió Bela para la poesía no muerde, imagen busca poema.

Imagen de mi autoria y creó que se merece ponerle voz, al igual que al resto de poemas que se publicaron al mismo tiempo.

Espero sea de vuestro agrado.

Si vivir mancha,

morir destiñe…

el corazón exprime

hasta quedar sin nada,

vacío el cuerpo

vacía el alma

en la piel la marca

de lo que fue.

Bela Sánchez (Guatemala)

lagrimasyletras.wordpress.com

https://www.facebook.com/antoncaes
https://www.facebook.com/Antoncaes-195245247162149/
https://twitter.com/antoniocaroesco
https://plus.google.com/u/0/+AntonioCaroEscobar
https://www.youtube.com/channel/UCNxiqEJ6LJlyp8W0uCOPwWQ
https://es.pinterest.com/antoniocaroesco/
https://www.instagram.com/antoncaes/
https://www.flickr.com/photos/131136555@N06/
https://www.tumblr.com/dashboard

Copyrighted.com Registered & Protected  XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Ver la entrada original

Destacado

2018

¿Propósitos de Año Nuevo? Ninguno. Jamás los cumplo. Mejor que la vida me sorprenda o quizá yo la sorprenda a ella…¿Quién sabe? Al final Dios abre y cierra puertas. En sus manos estamos, por eso agradecida por un año si bien duro y doloroso, también grandemente bendecido. Doy gracias a Dios en todo y a continuar de su mano durante este nuevo año. Gracias a cada uno de ustedes mis queridos amigos, familia y quienes hacen el favor de leerme. Lo mejor de mi año sin duda mi bella Lara y mi mamá. Lo más triste la partida de mi sobrino, una herida abierta que duele tanto pero a la vez tranquila porque descansa ya del dolor y sufrimiento. Feliz Año Nuevo 2018! Les deseo que esté lleno de amor, paz, alegría, abrazos, sonrisas, besos pero sobre todo de la bendición de Dios. Y Lara también les desea un feliz año!

Lara, 8 meses

31 de octubre

¿Qué más terrorífico que la casa de mi abuela? Al menos para una niña de seis años lo era.

La casa era grande muy grande, plagada de árboles frutales que en la oscuridad provocaban mil sombras que se movían con el viento asemejando almas en pena deambulando por el patio.  Durazneros, aguacatales, nísperales, limonares y naranjales abundaban, lo que hacía que murciélagos y zarigüeyas buscaran alimento allí, podía escuchar el aleteo del primero y como masticaba el segundo. Lamentablemente para ir al baño había que atravesar casi toda la casa, con una candela porque de noche se iba la luz eléctrica e ibas caminando mirando para todos lados rogando por no ver ningún fantasma. Luego regresabas de la misma manera, pero con un escalofrío recorriéndote la espalda sintiendo que alguien o algo caminaba detrás de ti. Y para terminar un sinfín de ruidillos aterradores, voces murmurando, pasos, cadenas que se arrastran, gritos de mujer, bufidos, perros aullando en la distancia… Y yo con las cobijas hasta las orejas muerta de miedo. Quería dormir lo más pronto posible porque mi abuela decía que a la una de la mañana, las ánimas salían de sus tumbas y caminaban por las calles que tanto quisieron, para recordar lo que habían sentido cuando estaban vivos. Así que entre sudor y llanto lograba conciliar el sueño y olvidar esta noche espantosa.

nina-tiene-miedo-cama-flores-p